banner ad

Entrevista exclusiva con la alcaldesa (PSOE) de El Casar, María José Valle

Filed in El Casar by on 1 agosto, 2019

María José Valle: “El PP dice que no es ético que una alcaldesa sea camarera. Es una forma de querer desacreditarme,
cuando es un puesto honrado”

Intentan mermar su estabilidad emocional, criticándola tanto a nivel  laboral como personal. Incluso recibió insultos deleznables el mismo día de su investidura.

Sin embargo, María José Valle, de 44 años, madre de 3 hijos, divorciada y gerente de su propia empresa de catering, tiene una energía tan fuerte que esos ataques solo servirán para consolidarla más.

Y como ella dice en esta entrevista: “No me gustaría verme como otras personas que, al tener que dejar el Gobierno, se han encontrado en la calle”

La alcaldesa de El Casar, María José Valle

 

LA PLAZA: María José, ¿cómo te defines como persona?

MARÍA JOSÉ: Soy madre de 3 hijos, estoy divorciada, con todo lo que eso conlleva: sacrificio, compromiso, dedicación y poco tiempo para una misma. Y tengo poco tiempo para mi misma porque me encanta trabajar para las personas. Es una motivación que tengo desde siempre. En este último caso, con la Alcaldía, se me ofreció esta posibilidad y aquí estoy.

Soy una persona humilde, honesta, que pienso que no hay que tener un master jurídico para ser una buena persona. Es más, creo que las buenas personas son buenos alcaldes, buenos médicos, buenos abogados… Creo que esa es la base y, a partir de ahí, trabajar.

Independientemente de lo que seas en tu vida laboral o académica.

Pero se me está atacando mucho en las redes porque hace 10 años creé una empresa de catering y eventos, de la cual soy gerente. Cualquiera que sea autónoma sabe el sacrificio enorme que eso supone. Y esa empresa lleva 10 años funcionando gracias a mi esfuerzo, dedicación y honestidad.

LA PLAZA: ¿Por qué recalcas esto? ¿Cómo te estás sintiendo atacada?

MARÍA JOSÉ: Principalmente, el PP está muy preocupado de que si yo tuve una licitación como ciudadana hace 3 años de un local municipal, pero es que es un arrendamiento que yo pago como cualquier ciudadana. No obtengo ningún beneficio con eso y es compatible con mi cargo de alcaldesa. Se trata del bar de restauración de las piscinas.

Ellos están por las redes y plenos cebándose con eso pidiendo que cese ese trabajo, diciendo que no es ético que una alcaldesa pueda desempeñar, en ciertos momentos, el trabajo de camarera; que no es el caso porque tengo gente ahí trabajando.

Pero parece que están empeñados en que despida a la gente, que es lo que ocurriría al cesar el negocio. Y se irían a la calle cuatro familias. Pero eso parece que carece de importancia para ellos. Y tampoco les importa que se pueda cerrar un servicio cuando es la época de las piscinas. Y todo porque ellos deciden que es así.

La ley dice que es compatible. Por supuesto que voy a mantener mi trabajo porque es por el que he luchado toda mi vida y por el que me ha llevado a ser la persona que soy hoy. Incluso he aprendido valores a través de ese trabajo que mucha gente desconoce. En cuanto a lo ético, que recalcan tanto, creo que es ético que cualquier buena persona desarrolle cualquier trabajo.

Y yo me pregunto: ¿acaso es ético gobernar con tránsfugas?

LA PLAZA: Entonces, ¿tendrías que vivir solo del Ayuntamiento para que sea ético? ¿No traería eso problemas de querer agarrarse al cargo como sea?

MARÍA JOSÉ: Buena pregunta. A día de hoy, mi negocio no me produce ningún beneficio porque he tenido que delegar en personas. Pero cuando deje de ser alcaldesa, podré volver a mi puesto de trabajo. No me gustaría verme como otras personas que, al tener que dejar el Gobierno, se han encontrado en la calle. He luchado por algo y seguiré luchando por ello porque es el pan de mis hijos.

LA PLAZA: Pero, discúlpame, ¿por qué no es ético?

MARÍA JOSÉ: Creo que el PP dice que no es ético que una alcaldesa sea camarera. Es una forma de desacreditarme, cuando es un puesto honrado y no se puede desprestigiar así un puesto de trabajo. Yo me levanto por la mañana y soy madre, hija, cocinera, camarera, alcaldesa, soy limpiadora de mi casa, psicólogo, médico de mis hijos en muchas ocasiones y un largo etcétera. Para mi, lo que no es ético es estar aquí solo por tener un salario.

LA PLAZA: Eres la primera alcaldesa de este municipio. ¿Sientes que has sido bien aceptada?

MARÍA JOSÉ: Creo que va mejorando. Tengo que decir que me he sentido muy arropada tanto por funcionarios como por funcionarias y por compañeros de mi partido. Y me siento muy arropada por todos ellos, así como por los vecinos.

Sí que es verdad que se oyen comentarios que son bastante tristes. El día de mi investidura se hizo un comentario personal cuando iba a ser investida. En ese momento, lo único que pensé fue: “Por todas las mujeres que no pudieron llegar”. Eso fue lo único que pensé. Y no disfruté bien de ese momento.

LA PLAZA: ¿Y podemos saber qué comentario fue ese?

MARÍA JOSÉ: “Puta tetona”

LA PLAZA: ¿De ti?

MARÍA JOSÉ: Sí. Y: “camarera vuelve al bar. El bar te espera”.

LA PLAZA: ¡Qué vergüenza! ¡Qué machismo! Ahí se ve la baja catadura moral de esa persona. Me alegro muchísimo que haya una alcaldesa en este pueblo.

MARÍA JOSÉ: Gracias. Ahora hay que demostrar, porque siempre ha sido así, que somos tan válidas como ellos.

LA PLAZA: ¿Crees que el hecho de que haya una mano femenina en el Ayuntamiento aportará algo diferente?

MARÍA JOSÉ: Creo que la mujer es más sensible, empática… Da ese toque de casi poder escuchar, entender y sentir como se siente el otro. Claro que hay hombres que tienen ese punto, pero creo que hay más mujeres que lo tienen. Son actitudes que están ahí. Igual que estoy de acuerdo que la fuerza física es más de hombres. La mujer siempre busca el porqué de todo y queremos llegar a todo. Y creo que podemos llegar a ser más cercanas con el ciudadano y no dar esa imagen de distantes y frialdad. Y yo quiero aportar ese granito. Pero eso viene también de la persona.

Creo que la mujer abre un nuevo punto en la política y la mano femenina se nota siempre en todo: en el hogar, en el trabajo, etc.

LA PLAZA: ¿Pensaste que ibas a gobernar?

MARÍA JOSÉ: Sinceramente, no. No lo esperaba porque los votos me decían eso. Antes de las elecciones sí lo esperaba y creía que iba a gobernar en mayoría porque confiaba en que la gente se diese cuenta de que este municipio necesita un cambio.

Pero tras los resultados, pensé que no iba a ser posible hablar con Ciudadanos, Unidas… Bueno, en general todos los partidos deben hablar. Algunos no han llamado. Pero las sorpresas existen. Y llegas a acuerdos en los que coincides porque te das cuenta de se está en la misma línea de velar por el municipio y no por intereses personales.

Sinceramente, me siento super feliz de poder aportar mi energía, mi fuerza, mis ganas y mi dedicación. Al igual que los concejales y concejalas, sean del partido que sean, porque estamos aquí para empezar a ver futuro en El Casar y Mesones.

LA PLAZA: ¿El pacto con Ciudadanos surgió entre vosotros o viene una orden de más arriba?

MARÍA JOSÉ: Evidentemente, nuestro partido central siempre te orienta.
Pero es verdad que, desde el principio, nos hemos transmitido que queríamos un cambio de gente renovada y, sobre todo, las muchas ganas de trabajar por este municipio. Y ese pacto estaba entre PSOE y Ciudadanos.

LA PLAZA: Con Ciudadanos tenemos publicado el reparto de Concejalías. Pero, ¿cuál es el pacto con Unidas?

MARÍA JOSÉ: No tienen concejalías adjudicadas, pero sí van a tener su parte importante en ciertas decisiones, porque van a tener voz y voto en la Junta de Gobierno. Es un partido al que nos gusta escuchar porque hay gente como Daniel o Eva que tienen mucho que aportar. He sentido que les importa el municipio.

Ellos nos han apoyado porque han visto que lo que queremos hacer es un beneficio para El Casar y Mesones. Y todos van a estar vinculados en el Gobierno porque a todos se les escucha. Cuando la gente habla con coherencia y con el corazón, siempre es escuchada. Pero cuando estás solo para desprestigiar, intentando destruir al otro, no es posible trabajar.

LA PLAZA: ¿Cuál es tu trayectoria en el PSOE de El Casar?

MARÍA JOSÉ: Llevo afiliada 20 años al PSOE, en El Casar, e iba en las listas, pero en los puestos más lejanos. He sido secretaria de Organización del PSOE en El Casar. Y este año me presentaba para Diputada Nacional al Congreso. Esa es mi trayectoria.

He estado en la sombra para aprender cómo utilizar la política para sacar provecho allá donde quieres trabajar. Y trabajar desde 0 era importante. No he tenido un vínculo directo, pero sí interno.

LA PLAZA: ¿Qué es lo que más te ha impactado al llegar al Ayuntamiento?

MARÍA JOSÉ: El hecho de ver un municipio abandonado, sucio y con calles viejas. Mis hijos han nacido aquí y es triste que venga la gente y vea cómo está todo, tanto el casco urbano como las urbanizaciones.

Es una pena que al entrar en el municipio no encuentres un atractivo. Y para eso no hay que echar tanto balón fuera diciendo que esto corresponde a la Junta o a quien sea. Lo hacemos nosotros porque es nuestro pueblo. Y por eso quiero luchar.

Lo peor que me encuentro es el ataque personal, porque aunque no me afecta porque soy dura y tengo una energía muy fuerte, me produce tristeza el pensar que hay personas aquí que en vez de pensar en El Casar y Mesones, solo están centrados en machacar a otras personas para sentarse en un sillón. Eso es muy triste.

LA PLAZA: ¿Cuáles son tus objetivos a corto plazo?

MARÍA JOSÉ: Centrarnos en la limpieza en general, es la mayoría de quejas que hay en el Ayuntamiento. El abandono que sienten los vecinos de las urbanizaciones, en general, con transporte, limpieza, alumbrado, etc., es enorme. Tiene que haber comunicación con todos los vecinos porque se sienten apartados. Tiene que existir un vínculo y ellos también tienen que poner de su parte para que todo avance como debe ser.

Y el soterramiento de la basura es importantísimo. Y ya estamos trabajando en ello.

LA PLAZA: ¿Y a largo plazo?

MARÍA JOSÉ: La M-117 es una espinita que tengo y hay que solucionarlo, porque aquí eso va muy lento.

También, hay que modernizar nuestro municipio. Adoro El Casar y Mesones pero hay que avanzar en muchas cosas. Es un pueblo joven pero sin opciones para jóvenes. Aquí, por ejemplo, nunca se ha pensando en los parques familiares, sino para niños, mayores, etc. Sin embargo, hay parques donde puede estar toda la familia haciendo sus distintas actividades. Eso es avanzar, porque se unifica la familia. Es un pequeñito detalle de todo lo que hay que hacer.

Tenemos que traer nuevos deportes, porque siempre hay más de lo mismo y la gente se aburre.

Quiero traer vida cultural al municipio, con ferias de artesanía, gastronómicas, del libro… Cine de verano, que se podría hacer en la plaza de toros porque se le puede dar otros usos. En verano aquí no hay nada. El Casar es un municipio dormitorio y, por supuesto, respeto las tradiciones al máximo, pero creo que hay que fomentar otras cosas que nos van a beneficiar a todos al máximo.

LA PLAZA: ¿Quieres comentar algo más?

MARÍA JOSÉ: Sí, sobre los salarios y la transparencia de sueldos. Tengo que decir que ha habido una bajada de sueldos. Aunque la partida ha subido al pasar de 5 a 8 cargos, el sueldo de Alcaldía ha bajado en 5.360 euros y quería puntualizarlo. Los concejales mantienen el sueldo y creo que el Teniente de Alcalde se mantiene casi igual.

LA PLAZA: Para finalizar, ¿cuál crees que debe ser el papel de la oposición?

MARÍA JOSÉ: Creo que con los conocimientos que tienen después de 4 años trabajando, -y algunos de ellos, de 8 años-, el papel como oposición que deberían desempeñar es el de ayudarnos para mejorar cosas en el municipio, en vez de emplearse a fondo en machacarnos a nivel personal y político.

Es decir: ayudar para trabajar para y por los vecinos de El Casar y Mesones.

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Tags: , , ,

Comments are closed.